De la racionalización de la forma, entendiendo lo formal como lo que se puede asumir como figura, hasta la descomposición de la misma desde el claroscuro, ayudada de planos cromáticos, secciones, perfiles y líneas que sugieren lo abstracto.

 

Los mercaderes del templo nos habla sobre la calidad, la cantidad y el esfuerzo sobre lo pequeño. Lo mínimo.

 

Diversidad de estilos, técnicas, procesos de luz, trazo, fuerza y significado. El contenido de este proyecto se divide por bloques temáticos que nacen de fotografías realizadas desde hace más de un año, entre Madrid y Galicia. Cada bloque, un título; cada título, un paso.

 

Desde situaciones callejeras, a íntimas, fotografías en prensa, personas a las que estimo personal o profesionalmente, a momentos que bien podrán ser a corto plazo reflejo histórico de la sociedad actual.

 

Mucho de lo que se muestra será simplemente un preludio del trabajo que realizaré la próxima década, incluso algún 'bloque' se convertirá en proyecto en su momento.

 

Un puente hacia mi madurez individual.

Justo por ello, todo pintura.

 

 

'Es cierto que yo he sacado esa conclusión;

pero ahora ella me arrastra a mí.' Friedrich Nietzsche.